Reseña “los invibles” [morrison]

En 1994 Grant Morrison era un guionista libre y plenamente consolidado en el mercado editorial norteamericano. Con Batman: Arkham Asylum publicada, sus etapas en Animal Man y Doom Patrol finiquitadas y su revisitación de Kid Eternity a buen recaudo, el escocés hizo de todo un poco sin comprometerse demasiado y publicó, en la línea Vertigo de DC Comics, pequeñas obras como El misterio religioso o Sebastian O –todo un anticipo subtextual de la colección que nos ocupa– hasta concebir lo que hasta el momento era su proyecto más ambicioso: una serie regular de largo recorrido y de creación propia –sin basarse en material preexistente– con la que dar rienda suelta a todas sus obsesiones. Inicialmente planteada como un revulsivo que, con vistas al cambio de milenio, modificara la percepción del mundo y reorientase la cultura, Los Invisibles supuso así la obra más personal y arriesgada de Grant Morrison hasta la fecha.

Articulo complet \ zonanegativa